Páginas vistas en total

martes, 26 de julio de 2011

VIRGEN SANTA, Y TODAVÍA ES LUNES....

Las escaleras mienten. No bajas ni subes por ellas. Ni salida ni destino. Un puto decorado más de esta vida de mierda que he comprado en el estanco de la esquina. Me cago en dios y sigo estreñido. Ni de ateo encuentro la salida ¿Hacia dónde? Que más da, joder, nadie nace con un maldito mapa, ni con un magro callejero turístico. Dicen que caí de pie y desde entonces tengo los tobillos hechos un cisco. Hinchados. Doloridos. Con un dolor que escuece el alma. Y me hablas de niños hambrientos. El hambre siempre prefiere trinchar niños ¿Es mi culpa? Una hormiga en el universo… ¿Tiene culpa? Una pulga en el cosmos... ¿Tiene culpa? Una cucaracha en el espacio… ¿Tiene culpa? La conciencia me la robó la comadrona cuando me sacó del útero de mi madre. Es que te pegan al salir y te ostian el resto de la existencia. Que os jodan. Si queréis arrepentiros de vuestros pecados, ir a pedir perdón en el patio trasero de vuestras posaderas. Las mías están curtidas de mirar siempre hacia un lado, para no mancharme de mierda. Otra vez las jodidas escaleras. Ni para arriba ni para abajo. Y se ríen en tu cara, la madre que las parió. Dejadme pasar, sólo quiero seguir mi camino, sin molestar, sin que me toquen los cojones, con mi fardo de verdades empeñado en un albergue de usureros. Virgen santa, y todavía es lunes....

domingo, 24 de julio de 2011

UNA VENTANA ABIERTA AL MUNDO



Descorrí las cortinas del mundo
con el suave tacto de las teclas
y una luz que no era luz
ruborizó a la pantalla con sus encantos.

Lejos, muy lejos, otra mano encendía
el fanal de un ordenador varado
en la costa de los duendes libres
que viven y mueren cogidos de las  manos.

Ninguna cadena, ley, orden o golpe
aborta el viaje a un universo desnudo
de códigos, normas o costumbres,
sólo con el idioma como íntimo equipaje.

Abracé a un hombre sin palpar su cuerpo,
besé su cálida mejilla sin percibir la piel,
discutí con su voz sin atisbar el gesto,
reí cercano a su risa sin intuir el aliento.

Sentí la fuerza de un explorador ebrio
de tantas veredas vírgenes, sereno
para levantar ágoras en cada bit,
ciudadano de un nuevo mundo.

Fui libre, libre de la propia libertad
escrita cada día en minúscula,
sólo tuve que pulsar el viejo teclado
de un nuevo Cosmos revolucionario.

Y si de tan poca cosa pude decir
LIBERTAD
entonces
por qué no clamo su nombre
con la locura de un amor perdido ya hallado.

lunes, 18 de julio de 2011

DERECHO A ELEGIR


El despertador del alba suena altanero
y me dice
Elige: Levántate a trabajar o quédate en la cama.

Para un autobús de axilas somnolientas
y me dice
Elige: Subes y empuja o regresa a tu casa.

El camarero de lentes grasientas sirve
y me dice
Elige: Café lento y cortado o deprisa y frío.

Grita el jefe desde la calva omnipotente
y me dice
Elige: Haz esto, cojones o vete a la puta calle.

Llega la mujer del trabajo con la lujuria molida
y me dice
Elige: Aquí y ahora o la cena caliente y sabrosa.

Dormí con sábanas nuevas de medianoche
y me dije
Elige: Sueños rebeldes o dormir profundamente.

domingo, 17 de julio de 2011

LOS LÁPICES TIENEN OJERAS DE ESCRIBIR POCO

1.- EL PERIODISTA PERSIGUE LA VERDAD COMO EL COYOTE AL CORRECAMINOS.

2.- PUSE UNA NOTICIA EN UN GLOBO Y SE PERDIÓ EN EL CIELO DESINFORMADO

3.- DECIR QUE EL CUARTO PODER ES INDEPENDIENTE SIEMPRE FUE UN CHISTE MALO

4.- TENGO SANGRE OBRERA Y PLUMA LIBERAL, MALDITA MEZCLA

jueves, 14 de julio de 2011

HE VISTO LLORAR A MEDIO MUNDO

Juegan los niños en el parque de la vida. Desde la ventana los observo con la mirada cegada de desencanto. He visto llorar a medio mundo, demasiada lágrimas para cualquier alma. Quedan ellos, con su aroma virgen a amapolas y mariposas. Recuerdos de niñez. En un aldea, con el cuco sangrando trinos; en una ciudad, con los renacuajos presos en un charco; con esa lluvia pegada a los cristales, al suelo, a la bufanda de lana; con los lápices de colores, la goma de borrar y un cuento para soñar.  Juegan los niños en el parque de la vida, pero yo no puedo mirarlos. He visto llorar a medio mundo y me da miedo que descubran en mi ventana tanto llanto.

lunes, 11 de julio de 2011

ESCALERA SIN DESTINO




Nieve
nieve amarilla
juegan los niños
con su cometa aullando fuego
el anciano contempla caer su reino
la telaraña se cierne sobre tetinas vírgenes
arden las vetustas bibiliotecas en los camposantos negros
la comitiva desfila por callejones entre estertores de pianos
el escenario naufraga de madrugada en un océano de lágrimas
música que atrae a ratas pardas ataviadas con salvavidas de alquitrán
quemad los cuentos de letras bellas de animales hartos de humanidad
una hoguera arde en los pezones de cada madre despierta
que amamanta delfines en las orillas de sus ventanas
un beso náugrafo en almohadas y sábanas blancas
los lobos se resguardan en sus guaridas
del viento loco que vocifera guadañas
muy lejos de las montañas
de montañas sin cimas
donde solo queda
nieve amarilla
Nieve

jueves, 7 de julio de 2011

¿DÓNDE ESTÁS MAMÁ? EN LA LETRINA, VOMITANDO

Sombras. Lejos quedan las palomas. Pardas y sucias. Caballero sin armadura, la espada clavada en la luna gime moribunda. Herida carmesí, Un niño enjuga el pus de los pies de un vagabundo. Pies triturados por el mundo. Asfalto. El cielo es asfalto. Autopista celestial. Peaje bestial, dios está de luto. Su hijo ha vuelto por navidad. Campanas, badajos, locos ellos, los de abajo, que cantan perseguidos por las olas. Marea negra. El petróleo se baña un vez por semana. El muy guarro. Un barco. A la deriva. El perro se mea en el charco. Tormenta ¿Dónde estás, mamá? El cine se despereza en el callejón de un suburbio de Londres. Borracho de París, añora Los Ángeles, el muy desgraciado se olvida de Madrid. Atlas. Quiere alas. Volar en el Cosmos, yo deseo. La tierra es de carbón. Lo sabe. Se lo dijo su mar hermano, ese cabrón. Las hormigas huyen de la pelea. Cobardes, gritan las mariquitas. Que te den, le dice el anzuelo al sebo. Los peces son ciegos. Por amor, siempre mueren en las orillas. Os lo digo, niñas, Las faldas levantadas. El viento, viejo verde, ya está fondón. No puede correr detrás de vosotras. Céfiros crápulas. La policía vigila el horizonte. Milla a milla. No temas, polizonte. Que sabrán los guardias de la paciencia eterna. Nunca han bebido leche materna ¿Dónde estás mamá? En la letrina, vomitando. Heces, vomito, de color violeta y naranjo. Palmadas de gitano. Palmadas. Ahorcan al enano en un abedul. Por enano lo ahorcan en un abedul. La justicia se esconde detrás del ceniciento tul. Me concedes un baile. No quiere la muy puta. El violín se escandaliza., la batalla aúlla:¡paliza! Me pica la garganta. El estado me aburre con sus cuentos. Siempre tan fantasma. Solo quedo. El alma tiene un pleito. Abogados del diablo. Todo por un cabo. Guárdate de los cabos. Lo dice una historia malhumorada. Todos sus novios han muerto en algaradas. Me escribe la novia. Querido tal dos puntos ardo en deseo de un beso tuyo se lo dije al marinero al bombero y al cocinero el mejor tu prepucio quien tuvo retuvo te recuerda firmado. La tinta hierve. Los pobres irán al paraíso íso íso, pero nosotros queremos piso. Con cocina, lavadora y trastero. Ilusos, ilusos grita mahoma, jesús, buda y zeus. Cuanto barrullo. Atasco en las cañerías. ¿Quién tira de la cadena? Buscad a un profeta. En la verbena. La pasión se desvanece. Lo dijo el poeta ¿Y qué? Qué cojones me importa lo que diga el poeta. El poeta es un baúl aburridamente manoseado. Yo prefiero al guerrero. La sangre me enloquece. Un asesino tiene cosas que contar, pero un poeta, pero un profeta, a poner sellos en la estafeta. Ring, ring. El teléfono avisa al ruiseñor. Ring, ring. El ruiseñor le enseña el culo y le tira una pedorreta. Ring, ring. Deseo parlamentar, explica el auricular. Pero nadie le hace caso. La sala está vacía. Ring, ring...joder han cortado la línea.

martes, 5 de julio de 2011

EL MUNDO NO NECESITA POETAS


La palabra sangra
y deja escapar un estertor de letras.

Es sangre de poeta
su vena quebrada por la impaciencia.

Queda el muro del olvido
la estrofa repudiada por su indecencia.

El escorzo de una mano
como rimas mudas en un meandro.

El duende se marcha
devorando sonetos moribundos.

Ni la nada es cierta
ni hay silencio en el desierto.

La humanidad es tiniebla
cuando el cielo desnuda su reverso.

No hay fonemas viriles
que cambien el mundo verso a verso.

Porque sin poesía se puede vivir
como viven las mariposas en el asfalto.

Con las alas de alquitrán
 condenadas a no levantar nunca el vuelo.

lunes, 4 de julio de 2011

LA MAR




La mar,
que no habla con la policía,
leal al prófugo de la vida.

La mar,
aburrida de su inmensidad
golpea tobillos magullados
por las dentelladas de la razón.

Tuve un deseo,
morir en un esquina del océano
sumergido en un lecho de olas
sin más lápida que un baño perpetuo de sal,
un ataúd de plañideras caracolas.

La mar,
que no habla con la policía,
esconde los cadáveres en su regazo
como una madre, llena de espanto.

Tuve un deseo,
abandonar la patera de los sueños
a la deriva, junto a los arrecifes
que cocinan sangre con jirones
de huesos, amor y carne.

La mar,
su novela siempre inacabada,
prefiere jugar con las mariposas
que huyen, trémulas, del asfalto.

Tuve un deseo,
derribar la tapia de este país,
perpetuo convento peninsular,
sepulturero de héroes, ladrón de corazones buenos,
criador de asnos, usurero de la historia.

La mar,
guardias se ausentan del castillo de arena,
la marea anega el foso de la esperanza,
quedo anónimo, desnudo en tierra.

Tuve un deseo,
que la vida no fuera único consuelo
y la muerte un insufrible duelo,
escapar de este siniestro corredor
con la mochila cargada de huellas.

La mar,
da la espalda a los hombres
que navegan a favor del viento
sin mirar las esquelas que dejan atrás.

Tuve un deseo,
no morir para suicidarme de aburrimiento,
dejar las cosas como están, rotas,
malheridas por la avaricia de los codiciosos,
pedir paz para los muertos, guerra para los vivos.

La mar,
beso estéril que me arrebató la ola
de los recuerdos, beso que no regresará nunca
a las tranquilas aguas del puerto.


sábado, 2 de julio de 2011

CANCIÓN DE UN VIVOMUERTO

 

Se nació casi al borde (Vicente Aleixandre)


Algo deja la vida detrás
de cada lápida

Sonrisa cautiva atemorizada
          por labios rotos

Lágrima que añora la madrugada
   con rubor de lirios

Caricia que nunca será caricia
               sino ladrona de besos

Abrazo guiño silencio milicia
                            de vocablos

Algo deja la vida detrás
de cada lápida

A ti a mí a ellos y a los nuestros
    perplejos

A D A N
                  
                        Letras tenues
   escritas
con la duda del que vive

Letras vacilantes
recitadas
con la certeza del que muere


Tu abrazo tu sonrisa tu guiño
tu lágrima tu silencio tu caricia
me esconden de no ser ya niño

 Dámelo
no me dejes morir
sobre el sepulcro
de tus sueños



 Dámelo
que del alba germinen
rosas nacaradas
detrás de cada lápida